En busca de una poda sostenible para unas viñas más sanas

La Escuela de Viticultores de Bodegas Riojanas ha comenzado este jueves su segundo curso con una jornada dedicada a la poda del viñedo de forma sostenible, acto coordinado por la directora de Innovación de la bodega, Natalia Olarte. En él, la doctora Elvira Zaldívar Santamaría, un referente de la investigación vitivinícola en la DOCa Rioja, responsable de Control de Calidad en I+D en Laboratorios Excell y el experto ingeniero agrónomo Julián Palacios, conocido como “el cuidador de viñas”, protagonizaron las ponencias.

En la apertura de la Jornada, Zaldívar aprovechó su intervención para conmemorar la celebración del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia que tuvo lugar el pasado 11 de febrero para luego centrarse en la caracterización químico-sensorial del atributo de mineralidad en vinos blancos y tintos, divulgando los resultados obtenidos del estudio CDti- Iberoeka desarrollado por Bodegas Riojanas.

La directora de I+D+i de Laboratorios Excell realzó el papel de las matemáticas en la tecnología big data aplicada al estudio hedónico de los vinos y aportó dos ejemplos prácticos de investigación. En el primero explicó cómo conseguir un «atributo aromático mineral desde los procesos de campo a la enología para que el consumidor lo sienta como un atributo positivo». El segundo caso sirvió para divulgar el proyecto ‘Secuenciación masiva en viñedo’, realizado por Bodegas Riojanas y financiado por Cdti – ADER, en el que se aborda el estudio microbiológico de los viñedos de Cenicero.

Por su parte, Julián Palacios, de la empresa de consultoría ‘Viticultura Viva’, buscó respuesta a la cuestión de si la poda tradicional realizada en los viñedos de vaso limita la incidencia de enfermedades de la madera. En su charla ‘Con un soplo de aire fresco, rompiendo el papel de las normas de poda del Consejo Regulador’ ofreció una nueva visión sobre cómo deberían podarse los viñedos en base a las carreras de savia a fin de conseguir una mayor longevidad de los viñedos, aportando ejemplos prácticos de experiencias de poda de distintos viticultores que representan hitos en la poda.

Como recordó Olarte, el proyecto de innovación social de la Escuela de Viticultores pretende contribuir a la «mejora de la calidad mediante la formación del amplio colectivo de viticultores proveedores de la bodega, dándoles a conocer los nuevos retos y oportunidades de la viticultura del Siglo XXI a través de ponencias, debates y actividades prácticas a cargo de especialistas.

De nuevo la convocatoria fue un éxito, con un aforo completo de 130 personas llegadas de todos los rincones de la DOCa Rioja, Ribera del Duero y Rueda, con perfiles diversos, desde técnicos y viticultores, a asesores y docentes.

La Escuela de Viticultores ha comenzado esta nueva edición con gran impulso para ofertar una amplia programación que sólo en el primer cuatrimestre celebrará tres jornadas. La próxima será el 6 de marzo sobre el ‘Rol de la sostenibilidad en los suelos y el terroir’, mientras que el 1 de abril se abordará la innovación en el campo de aplicación de los fitosanitarios.

Productos destacados


VER PRODUCTO
VER PRODUCTO
VER PRODUCTO